Toyota desbanca a General Motors como el fabricante que más vehículos vende en EE. UU.